Filosofía de nuestro centro veterinario

El centro se dedica a la primera atención de los animales domésticos y sus propietarios. Esto quiere decir que nuestra ocupación principal es la de ejercer medicina preventiva, pensada principalmente en aumentar y asegurar el bienestar animal y evitar malos tratos, derivados de desconocimiento o despreocupación por parte del propietario.

 

Las enfermedades se tratan según el potencial del centro, teniendo claro que se tiene que pedir en ocasiones pruebas en otros instituciones como laboratorios y clínicas que disponen de maquina de rayos x, hospitalización u otros servicios específicos que salen del margen de un centro de primera atención.

 

Como tal, también coordinamos y supervisamos las pruebas pedidos a otros centros y orientamos a nuestros clientes en el camino hacia la salud de su mascota. En todo momento somos un apoya moral y emocional de nuestros clientes y controlamos y procuramos que entiendan en todas las consecuencias lo que está ocurriendo a su mascota.

 

Pase lo que pase siempre intentamos ayudar a través de sugerencias y opiniones positivas, evitando que el cliente se siente culpable, fracasado o juzgado. Si estamos ante un descuido grave del propietario, le damos pautas para poder evitar semejante situación en un futuro, sin cargarle de culpas, apelando al sano juicio humano y el cariño que siente por su mascota. En casos graves hay que comunicar al propietario que es su responsabilidad de actuar diferente a lo que ha hecho, sin crear complejos de culpabilidad que solamente llevan al intento de ocultar la verdad y huída.

 

Casos graves y hospitalizaciones son referidos a clínicas con el suficiente personal para poder asegurar una atención óptima de la mascota, manteniéndose el equipo del centro en contacto con los propietarios y el hospital durante el trance del animal. Si la hospitalización y/o el mejor tratamiento no es una opción para el propietario por las razones que sean, intentamos hacer lo imposible para el animal dentro de nuestros posibilidades, señalando claramente al propietario los límites de nuestra atención. Muchos perros y gatos se han salvado de esta forma.

 

No se habla fuera del centro de los casos que se tratan dentro (ni de casos de pago ni de casos de beneficencia), ni se comenta a clientes lo que ha pasado con pacientes de otros clientes aunque ellos preguntan. Esto es muy importante! NO SE PUEDE DAR INFORMACIÓN A TERCEROS SIN EL EXPRESO PERMISO DEL POPIETARIO.

 

En segundo lugar este establecimiento es un negocio. Todos querremos recibir un sueldo justo y un trato justo. Así también los clientes. Vendemos los medicamentos justos para realizar un tratamiento, para que no sobren en casa. Intentamos al máximo evitar un exceso de carga para el medio ambiente por uso irreflexionado de recursos. Vendemos sólamente lo que realmente necesita nuestro cliente o caprichos que no dañan a su mascota.

 

Referente a los fármacos, intentamos usar los menos fármacos posibles pero si los necesarios para curar, ayudar y mejorar la condición del animal. Intentamos no crear animales crónicos a causa del uso indiscriminado o prolongado de ciertos fármacos. Animales crónicos serán tratado con medicina alternativa siempre que se puede para conseguir sacarles de su situación crónica.

 

 

En el caso de los antiparasitarios, alertamos a los clientes que se trata de venenos que perjudican a la salud y mentalizarles que hay que usarlas con cabeza y verificando su necesidad real de aplicación.

 

Si hay niños en casa de la mascota alertamos aún mas de la necesidad de desparasitaciones internas y aconsejamos para las desparasitaciones externas lo menos venenoso para los niños.

 

No decidimos por nuestros clientes. Ellos son los que toman tras buena información la decisión de que quieren en todos los aspectos. Si viene la pregunta del million: Ud que haría? Tenemos que dejarle claro que no podemos responder a esta pregunta porque el será el que tiene que vivir con las consecuencias de su decisión/compra y nosotros solamente podemos informar lo mejor que sabemos.

 

NO COJEMOS LA RESPONSABILIDAD DEL CLIENTE, ES ÉL EL QUE DECIDE.

Si no estamos conforme con la decisión del cliente, si que nos podemos negar a efectuar el servicio. Otra vez es importante hacer esta negativa de una forma que el cliente no se siente juzgado ni manipulado.

A la hora de vender productos

 

Intentamos solamente vender productos que el cliente necesita realmente. No vendemos productos en cuya eficacia no creemos.

Como técnicos que somos tenemos que explicar al cliente exactamente para que sirve este producto según su prospecto- es son los datos técnicos que son legalmente respaldado por su fabricante. Luego podemos añadir información de difiere, pero siempre con incisos como: “En mi experiencia”, “a veces puede ocurrir” etc , dejando claro la diferencia entre la información legalmente disponible y nuestra valoración basada en la experiencia clínica.

 

No decidimos por nuestros clientes. Ellos son los que toman tras buena información la decisión de que quieren en todos los aspectos. Si viene la pregunta del millión:Ud que haria? Tenemos que dejarle claro que no podemos responder a esta pregunta porque el sera el que tiene que vivir con las consecuencias de su decision/compra y nosotros solamente podemos informar lo mejor que sabemos.

NO COJEMOS LA RESPONSABILIDAD DEL CLIENTE ES, ÉL ELQUE DECIDE.

 

Si no estamos conforme con la decisión del cliente, si que nos podemos negar a efectuar el servicio. Otra vez es importante hacer esta negativa de una forma que el cliente no se siente juzgado ni manipulado. (collares de castigo, transportines inadecuados, productos excesivamente tóxicos, etc...)

 

NOS INTERESAMOS POR NUESTROS CLIENTES

 

Si los clientes compran pienso, preguntamos si la mascota come bien, si ha tenido algún problema de defecación, olor corporal, brillo del pelo, etc...

Si compra productos de desparasitación le preguntamos si le es fácil aplicar los productos, si le parecen eficaces etc. Somos sensibles a detectar problemas y solucionarlos.

 

Nos aseguramos que los productos de la tienda que compró el cliente le han sido útil

En cada visita veterinaria el técnico se interesa también por el comportamiento del animal como expresión de bienestar animal y parte interactiva de la familia. Una de las mas importantes tareas del técnico es ESCUCHAR al cliente para poder ayudar al paciente y averiguar todo lo que necesite para poder mantener sano o sanar al perro.

 

Si viene a la peluquería la técnica aconseja al cliente sobre los cepillos adecuados y recuerda los cuidados necesarios de su mascota. Se arrancan los pelos de los oídos y se cortan las uñas y se recuerda al cliente con que frecuencia tiene que hacer estas dos tareas.

 

 

Referente a la eutanasia

 

Los veterinarios no son verdugos. Cada veterinario decide lo que le parece ético. El dinero, jamás puede ser una motivación para realizar una eutanasia. En caso de agresividad hay que evaluar el caso muy bien y tomar una decisión razonable. También está bien decir: “Parece ser que su animal es realmente agresivo. Pero yo no lo puedo eutanasiar por razones personales. Pueden acudir a colegas. No les juzgo.

 

Cuando clientes usan sinónimos mal usados (liquidar, quitar del medio, etc...) se corrige cada vez esta expresión diciendo algo cómo: Ud se refiere a una eutanasia, verdad? NO PERMITIMOS QUE SE LE QUITE LA DIGNIDAD A UN SER VIVO O QUE SE FRIVOLICE SU MUERTE.

 

No hacemos citas para eutanasiar si no se trata de un paciente que conocemos y sabemos que le hace falta ayuda para una muerte digna.

C/Bruc 6, bajos
08776 Sant Pere de Riudebitlles

Barcelona

 

 centrovetalex@gmail.com


938997704 938997704

Versión para imprimirVersión para imprimir | Mapa del sitio
© Centro de Veterinaria Alex